EN MI PÓDIUM CRECE LA HIERBA MÁS VERDE QUE EN TU JARDÍN

Hay quien siempre ve crecer la hierba ajena más verde que la propia pero por contra están los que no se cortan en presumir de lo que tienen en casa. De este orden es la reciente campaña de Gas Natural en la que presumen de instalaciones (a la vez que de resultados) convirtiendo su "casa" en un pódium. No es raro que los publicistas echen un cable a anunciantes para jactarse de estas cosas, quien más y quien menos tiene buena experiencia en esta materia. Principalmente su existencia se basa en saber vacilar bien de lo suyo propio, de lo de sus clientes y, claro está, de los propios vaciles.
Antes de seguir con el embrollo aclararé una cosa: no me parece reprochable. En absoluto, es su trabajo (o nuestro) y es menos reprochable aún cuando se logra que la presunción sirva de eje creativo con gracia para enseñar esas instalaciones que tantas ganas tiene de mostrar el cliente.
Afortunadamente atrás quedan las campañas en las que aparecían las oficinas centrales sin venir a cuento. Ya no vemos a Matías Prats en un banco naranja que precisamente se encuentra frente a la sede de quien le paga. Pero es que hasta esas mismas instalaciones se han empleado de maneras mucho más creativas, como cuando, con unos tubos hinchables a modo de cordones, se convirtieron en una zapatilla para promover su maratón de Amsterdam.


Y ya que estamos hablando bien de piezas deportivas no me dejaré en el tintero una que me encanta y que tiene, a mi entender, una dirección de arte notablemente superior a la de Gas Natural.


Es una pieza india de una competición de escalada pero no podemos decir que retrate las instalaciones de donde se celebró: la foto es de stock. Lo cierto es que sería aún más genial si, además de presumir de creatividad, hubieran podido presumir de emplazamiento como los de Gas Natural. Todo no se puede tener, pero como un servidor no puede vacilar de pódium, y ya que hablo de los ajenos, al menos me permitiré soñar en cómo me parecerían más verdes.

Comentario y captura:
Ramiro Seva
::Fecha de publicación:
06/08/2009