SALTAR A LA FAMA POR CASUALIDAD

Acercóse a olerla
el dicho animal
y dio un resoplido
por casualidad.
En la flauta el aire
se hubo de colar,
y sonó la flauta
por casualidad...
De El Burro flautista (Tomás de Iriarte)

 

Puedes hacer todo bien en un anuncio y, a pesar de ello, pasar desapercibido. Es triste, pero así es la vida del publicista. Lo cachondo es que también puedes hacer casi todo mal y que salte a la fama. Los factores que determinan el anonimato o la popularidad de una pieza publicitaria son muchos y muy variables, pero ninguno tan imprevisible como lo que pase con la inserción en el medio.

Me enseñaron a dar las malas noticias primero, así que comenzaré con un ejemplo fatídico que, siendo materia prima tan espectacular para el humor negro, procuraré relatar midiendo mis palabras. El dirigible "Espíritu de seguridad I" de Goodyear se estrelló el mes pasado luciendo un gigantesco rótulo que rezaba "Safety together". El piloto fue la única víctima mortal del accidente, aunque demostrando una heroica preocupación por la seguridad, ya que en cuanto descubrió que el aparato peligraba por una colisión hizo saltar a sus tres pasajeros a baja altura y se elevó en llamas para evitar más víctimas. Sin embargo, la imagen de la enorme aeronave ardiendo debe ser espeluznante para los artífices del eslogan rotulado y del nombre del aparato.


Pasemos ahora a otra inserción en la que la fortuna juega un papel crucial, aunque ésta tiene resultados mucho más alegres. Bueno, quizás las políticas que aparecieron en la portada del 11 de junio del ABC no lo vean con excesiva alegría, pero con la sonrisa que lucen en la foto cabe esperar que encajaran con simpatía la coincidencia. El caso es que la suerte quiso que Somatoline Cosmetic pagara un costoso módulo en la portada del ABC con un considerable "¿Menopausia?" que compite visualmente con las "PRESIDENTAS" en la lectura de esta página.


El diseño, la maquetación y la creatividad del anuncio son tan básicos que rozan el absurdo y, sin embargo, la inserción fortuita bajo esa foto ha hecho que nos hagamos eco de la pieza unos cuantos medios y una numerosa cantidad de internautas. El resultado: que el anuncio ha sido mucho más visto de lo que podía haber soñado el anunciante y se ha multiplicado la cantidad de gente que sabe que Somatoline Cosmetic cuenta con un producto específico para la menopausia. Vamos, un chollo.

Como decía Iriarte, en la misma fábula que abre este artículo, "Sin reglas del arte, el que en algo acierta, acierta por casualidad". En las inserciones publicitarias eso se queda bien corto. Aún con reglas a manta, se acierta y se falla, por casualidad.

P.D.1: Gracias a Diego Paini y a Hugo Gómez Albadalejo por compartir los sendos casos por el Facebook de eh!Ratas.
P.D.2: Si te ha sabido a poco no dejes de echar un ojo a otro anuncio en el que la inserción y la suerte se aliaron maquiavélicamente: Iberia y la coca navideña.

Autor:
Ramiro Seva
::Anunciante:
Goodyear y Somatoline Cosmetic
::Fecha de publicación:
07/07/2011